La boda de Elena y Fernando en Alicante

A Elena la conozco desde que tengo memoria. Amiga de mi hermana Bebé desde siempre. Cada dos por tres, en verano sobre todo, la tenía metida en casa y, más concretamente, en mi habitación (la compartía con mi hermana), y yo, que de pequeña era casera y solitaria (en serio), no puedo decir que le hiciera una ola de bienvenida al verla aparecer precisamente, más bien al contrario. Pobrecita. Pero a ella le daba igual. Nunca dejó de venir a casa a pesar de tener a una doberman esperándola, creo que los michirones de mi padre ejercían un poder de atracción demasiado grande sobre ella.

Elena dejó de ser aquella niña flaca que se pasaba los veranos en casa hace mucho y se convirtió en un pedazo de mujer, guapa, simpática, alegre, estilosa, divertida y ocurrente. Aunque, en verdad, creo que siempre fue así…

Y, bueno, cuando allá por octubre o noviembre me escribió un whatsapp (sí, fue por whatsapp, qué pasa, jajaja) para pedirme que fuera su fotógrafa y la de Fernando el día de su boda, yo, aunque muerta de miedo y de dudas por no haber hecho nunca una en solitario, tuve que contestarle con un “Sí, quiero” como una catedral, ¡qué ilusión! Mi primera boda se la iba a hacer a Elenita, eso sí que era un lujo, qué suerte.

Elena y Fernando eligieron cuidadosamente cada detalle, o más bien quisieron que de cada detalle se ocupara alguien especial y querido por ellos. Su amiga Blanca, de Hat&Love, le regaló la corona ideal de Ani Bürech, que tanto favorecía a Elena y en torno a la cual giró luego el ramo y toda la decoración de la boda, obra de la wedding planner María José Villarejo, de Cumpli2 (todo, todo, todo fue perfecto, por cierto). Otra amiga, Bea García, la peinó. De joyas, llevó su sortija de pedida, unos pendientes de brillantes de su madre y una sortija antigua maravillosa, herencia de su abuela. El cátering corrió a cargo de otro gran amigo de la familia: Gustavo, de Murri (yo probé todos los platos y puedo decir de primera mano que fue espectacular). El lugar de celebración, de cuento, los Jardines de Abril, donde todo se celebró al aire libre, desde la cermonia a las copas. El vestido, creación de Manuel Espuch, que supo materializar la idea clarísima que tenía Elena en la cabeza desde el primer momento. Zapatos de Leie. Chaqué gris superelegante y a medida de Ascot Sastrería. No recuerdo el nombre de la Dj, pero mantuvo el nivel de diversión al máximo en todo momento, muy muy buena. Del vídeo se ocupó otro amigo de toda la vida, José María Martínez-Abarca, que a mí no me lo pudo poner más fácil, a pesar de que yo creo que le fastidié mil planos (¡qué ganas de ver el resultado, Petete!)

Gracias a Carla Bonnet por acompañarme en aquel día. Con su experiencia, supo transmitirme tranquilidad y me ayudó a relajarme y yo me sentí segurísima y confiada sabiendo que ella estaba allí. Nada habría sido igual sin ti, Carla, ¡y lo sabes! Algunas de las fotos de este post son obra de ella.

Gracias a todos mis amigos fotógrafos que me servisteis de inspiración.

Y, sobre todo, gracias a Elena y a Fernando, gracias, gracias y gracias por haber confiado en mí para un día tan importante. Lo pasé genial, vi a un montón de viejos amigos, compañeros del cole, y de vuestras familias ¡qué voy a decir! Ojalá las bodas que haga en el futuro sean la mitad de perfectas de lo que, para mí, fue la vuestra.

Aquí tenéis algunas fotos de aquel día. Ahora que las vuelvo a mirar, me parece que faltan algunas importantes y sobran otras muchas. Igual son demasiadas, pero a mí me siguen pareciendo pocas. Me hubiese gustado que salieran más cosas, más personas, más momentos… En fin…

Blog-Collage-1435775707883Blog-Collage-1435776306739 Blog-Collage-1435829614143Blog-Collage-1435778339401Blog-Collage-1435779091095Blog-Collage-1435780663487

  • pilar said:

    Uauuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Sensacional!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • Cristina said:

      Muchísimas gracias!!! :)))

  • Un reportaje especial, con preciosas fotografías y en el que se nota la confianza y complicidad entre fotógrafo y los retratados. ¿Tu primera boda en solitario? Pues siéntete orgullosa del trabajo realizado.
    Abrazos desde el norte,
    Manu

    • Cristina said:

      Mil gracias, Manuel!!!! :)))

      PD: Igual decir "en solitario" no fue muy acertado. Debí decir, más bien, mi primera boda como primera fotógrafa, porque vino conmigo una crack, Carla Bonnet...

  • Ana said:

    Cris, eres una artista!. Da igual el palo que toques!!! Y no es por lo mucho que te quiero!!!!
    Hay fotos preciosas, pero sobre todo con mucha personalidad y muy simpáticas!!!
    Besos y besazos

    • Cristina said:

      Guapa, guapa y reguapa! Gracias, Anita, qué ilusión tus palabras! Un beso enorme!!!

  • Maria Jose Guirau soler said:

    Solo tengo palabras para felicitar el evento en si, no conozco a nadie pero me he quedado sin palabras .....

    • Cristina said:

      ¡Muchísimas gracias! De verdad que te lo agradezco, por la parte que me toca :)

diecisiete + uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR